Blog

Tarjetas revolving

Las tarjetas revolving están de actualidad a raíz de las últimas sentencias del Alto Tribunal. Por lo que respecta a los intereses remuneratorios, el principal límite se encuentra en la Ley de Usura que permite declarar la nulidad del contrato en determinadas condiciones. Cuando se trata de un consumidor, también se admite la nulidad de la cláusula de intereses si no supera el control de transparencia. 

También respecto de los intereses moratorios, la Sentencia del Tribunal Supremo núm. 265, de 22 de abril de 2015, en relación a los intereses moratorios en los préstamos personales a consumidores, en aplicación del control de cláusulas abusivas , y para evitar “la existencia de criterios dispares entre órganos judiciales” establece la doctrina que es ” abusivo un interés de demora que suponga un incremento de más de dos puntos porcentuales respecto del interés remuneratorio pactado en un préstamo personal “. Los intereses moratorios no pueden ser considerados usurarios pero, cuando el prestatario es un consumidor, sí que pueden ser abusivos al tratarse de una indemnización por incumplimiento del deudor se podría considerar desproporcionada y no tener relación con el perjuicio que el incumplimiento contractual pueda causar al prestatario. Procede aplicar la calificación de cláusula abusiva del art. 85.6 TRLCU (“Las cláusulas que supongan la imposición de una indemnización desproporcionadamente alta, al consumidor y usuario que no cumpla sus obligaciones”).

Declarada abusiva una cláusula de fijación de intereses moratorios será nula y se tendrá por no establecida. Esto significa que al acreedor no se le podrá aplicar el interés de demora previsto, ni podrá ser moderado o reducido por el juez. En un principio sólo se podrá seguir cobrando el interés remuneratorio.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *